Benítez, el Real Madrid, los Procesos, la Tecnología y las Personas

Rafa BenitezTe confieso que soy madridista, pero este no es un post sobre fútbol. Me resisto a no utilizar la situación del Real Madrid  y su ex-entrenador como analogía de lo que sucede cuando se confunde la importancia y la prioridad entre Personas, Procesos y Tecnología como palancas para alcanzar objetivos en cualquier organización.

Es sorprendente que un tipo como Rafa Benítez, con tantos años de experiencia, no sea capaz de entender que los mejores procesos y la mejor tecnología naufragan cuando no sabes liderar y motivar a un equipo de personas, ya sea el personal de un hospital, un equipo comercial o un club de fútbol. Y no es la primera vez que le sucede algo similar. Se confirma, las personas casi nunca cambian.

Obsesión por el Proceso y la Tecnología

Es de sobra conocida la obsesión del ex-entrenador del Real Madrid por los procesos que afectan a su equipo, tanto dentro del campo como fuera de él. Cuentan que es un trabajador incansable que habitualmente abandona los centros de entrenamiento de madrugada. Una máquina de analizar datos, visionar vídeos, elaborar informes, etc.

Escuchar una conferencia de prensa de Benítez es asistir a una ponencia de un Doctor en Física. Un despliegue de términos técnicos y datos: número exacto de pases, tiros a puerta, corners, etc. Las palabras “equilibrio”, “espacio” o “cobertura” se repiten una y otra vez ante los aplicados alumnos-periodistas.

Sus explicaciones siempre inciden en lo táctico, en el proceso. Sin duda entiende el fútbol como una ciencia exacta que se rige con principios propios en la que los resultados vienen determinados por una ejecución perfecta del proceso.

Comparto su obsesión por sistematizar, por gestionar con datos, por buscar el mejor proceso y la mejor tecnología para trabajar aspectos como la táctica, la alimentación de los jugadores o la preparación física. Demuestra profesionalidad. Dejar todo en manos del arte o la inspiración es una irresponsabilidad.

Siempre hay una manera mejor de hacer las cosas y existen tecnologías que lo hacen más fácil, más rápido y más exacto. Por si necesitas tener más evidencias sobre su obsesión por la perfección, Benítez fue investido doctor honoris causa en 2008 por su aplicación de la metodología científica en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Las Personas

Para alguien únicamente obsesionado con los procesos y las tecnologías que los sustentan, el mundo ideal se reduce a personas que actúan de manera semiautomática y que hacen exactamente lo que se les dice que hagan. No hay margen para las emociones, la improvisación o la creatividad. Los jugadores son peones anónimos que se mueven por el tablero en la secuencia y orden que dicta el proceso del estratega.

Bajo este prisma, las personas son piezas reemplazables cuya importancia se sitúa por debajo del proceso. Lo único importante es el grupo, el bloque. Como dice el gran visionario del Marketing Seth Godin en “Linchpin”, las personas se convierten apenas en los engranajes de la cadena. Si el proceso está contrastado y es realmente bueno, lo único que se necesitan son soldados disciplinados que lo ejecuten.

Anular a los líderes. Engrandecer a los débiles

No es de extrañar que quien piensa así tenga grandes dificultades en conectar con las personas, y en especial con los que destacan. Para el estratega únicamente obsesionado con el proceso, la estrella resta importancia al bloque.

Solo así se puede entender como es posible criticar en público el primer fallo defensivo de tu capitán o ignorar desde el primer día al jugador que más ha contribuido a sumar puntos en los últimos años y hacer campaña a favor del último fichaje millonario que aún debe demostrar si realmente “Bale” su precio. No creo que valga la pena comentar en este post acerca de los egos y la madurez personal de las estrellas, ¿verdad?

Su falta de empatía con el equipo ha sido generalizada y no se limita a dos o tres jugadores importantes. Ha tenido problemas, por ejemplo, con un tipo humilde, talentoso y el de mayor clase del equipo. Un colombiano conocido por poseer la extraña habilidad de hacer una obra de arte en cada gol que marca, que no son pocos ( y últimamente también por pisar el acelerador en exceso para no llegar tarde a un entrenamiento…). 😉

Otros jugadores tan “problemáticos” como (San) Steven Gerrard o Xabi Alonso han reconocido tener nula o pésima relación con el entrenador con el que vencieron una Champions League en el Liverpool. Además de dos gentlemen, eran la columna vertebral de ese equipo. Realmente tiene mérito ofender a dos tipos así.

Sin embargo, con los jugadores que atraviesan por dificultades o con los jóvenes se muestra más cercano. Mascherano, el “jefecito” de la defensa del Barça y la selección Argentina, dice que le rescató del agujero en que se encontraba en el Liverpool. Dominar a las reses mansas o con ansias de aprender es muy bueno, pero es la parte más fácil. Enseñar es una cosa, liderar es otra.

En cualquier equipo de alto nivel hay pesos pesados o líderes naturales, a menudo por méritos propios. Si los consideras tus enemigos tendrás un grave problema. La idea de que todos son iguales o el “café para todos” en un equipo es una gran mentira y una grave torpeza. Enemistarse con los líderes y favorecer a los débiles es un suicidio.

Sin Emoción no hay Motivación

Para mover a las personas a actuar, ya sea para que compren tu producto o para que sigan tus indicaciones, es necesario tocar la fibra de las emociones. Los argumentos justifican, las emociones activan.

Qué diferente es escuchar como habla Simeone, entrenador del Atlético de Madrid. El tipo te podrá caer mejor o peor, pero es pura pasión. No solo con sus famosos gestos con los que enciende al público del estadio sino con sus palabras ante los medios.

No habla de física, espacios o derivadas matemáticas, sino de emociones. La estrategia, que no le falta, se queda en el vestuario. Dicen que en el día a día es un tipo que conversa mucho con cada jugador, exigiendo y motivando a cada uno a su manera. Porque se habla con las personas, ¡no con bloques!

Es imposible aislar el proceso de la persona, salvo que sea realizado por una máquina o un programa informático. Un proceso no puede considerarse intrínsecamente bueno sin considerar la influencia de quien lo tiene que realizar. Tus procesos de Atención al Cliente y tu aplicación CRM pueden ser fantásticos pero si tu equipo comercial está amargado y sin ilusión son tan útiles como un yate en el Sahara.

Los mejores procesos ejecutados por personas desmotivadas son un desperdicio.

Rafa Benítez creció en el Real Madrid y ser entrenador del equipo era su sueño. Lloró como un niño cuando firmó su contrato hace 7 meses. Imagino como se debe sentir en estos momentos y la verdad es que me causa bastante tristeza. Me cuesta entender que un tipo que transmite ser afable, humilde y cercano de puertas hacia afuera, no se comporte igual hacia dentro. Seguro que tú también conoces más gente así. ¿Será solo obsesión por el proceso o también una profunda inseguridad? ¿Tú que opinas?

Ah y… Feliz 2016!

Por tus éxitos!

Posts relacionados:

Eduardo Laseca on GoogleEduardo Laseca on LinkedinEduardo Laseca on Twitter
Eduardo Laseca
Eficiencia Comercial B2B | Business Development Training | Selección de Directivos de Ventas

elaseca@developingthebusiness.com

14 comentarios sobre “Benítez, el Real Madrid, los Procesos, la Tecnología y las Personas

  1. Pingback: Trabajar en remoto: ¿cómo implantarlo en mi empresa? - Gestión comercial fácil

  2. David Contestar

    Falta decir que previamente a la llegada de Benitez el presidente del Club despide injustificadamente a Ancelotti.
    Igual que sucedió con Del Bosque tras haber ganado una Champions.
    La salida de Casillas también es traumática y Sergio Ramos está cerca de abandonar el Real Madrid en verano.
    También es necesario recordar la imagen merengue tras el fallido change de De Gea por Keylor Navas.

    Cristiano Ronaldo coqueteando con su salida y otros jugadores sacando los pies del tiesto.
    Incluso amenazando a Benitez ante los medios.
    En un Club convulso y desestructurado Benitez ha tenido muy poco margen de trabajo.
    Parece que cuando hay VALORES es más sencillo superar las dificultades porque se comparte un Objetivo Común.

    • Eduardo Laseca Autor del artículoContestar

      Definitivamente el cortoplacismo y la situación del Club no ayuda a que triunfe ningún entrenador. Gracias David!

  3. Juan Gallego Contestar

    Hola Eduardo,

    Deseándote un excelente 2016. También simpatizante del Real, espero que Zidane pueda lograr esa afinidad y motivar a los jugadores, pues el equipo tiene todo para quedar campeón en cualquier competición.

    Un abrazo,

    Juan

    • Eduardo Laseca Autor del artículoContestar

      Gracias Juan. Estoy convencido de que así será.
      Un abrazo

  4. Fernand Contestar

    Hola Eduardo, me encanta tu reflexión. Un abrazo, mucho ánimo con tu blog y todo el éxito que mereces en el 2016

    • Eduardo Laseca Autor del artículoContestar

      Gracias Fernando. Te deseo lo mismo! Abrazo

  5. Joselo García Lojo Contestar

    Excelente post el cual comparto totalmente.
    Desde Montevideo Uruguay

    • Eduardo Laseca Autor del artículoContestar

      Me pregunto que tipo de motivación o proceso provoca que un país de 3,5M de habitantes como Uruguay fabrique semejante cantidad de mega cracks y gane títulos a nivel de selecciones nacionales. Es tremendo… Gracias Joselo!

      • Joselo García Lojo Contestar

        Todavía es la pregunta que nos hacemos nosotros sin saberlo.

        Muchas gracias por los conceptos, ya estamos conectados via Linkedin.

        Saludos

  6. Raul Levy . Buenos Aires - Argentina Contestar

    se debe lograr un equilibrio entre lo tecnico y lo emocional , tanto para dirigir un equipo de futbol o un equipo de trabajo , las 2 partes on importantes y segun los ciclos de los equipos , el lider aplicara la tecnica o la emocion y la motivacion .

    • Eduardo Laseca Autor del artículoContestar

      Estamos muy de acuerdo Raul. Gracias por aportar! Saludos

  7. Eduardo Laseca Autor del artículoContestar

    Gracias amigo! Te deseo mejor para este año que empieza.
    Un abrazo

  8. juanma del valle Contestar

    hola amigo Eduardo
    Feliz año para ti y los tuyos y como siempre muy buena tu reflexión
    Saludos Juanma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *