20 Errores que Cometes en Linkedin

La red social profesional por excelencia ofrece un mar de posibilidades para lo bueno… y para lo malo también. Nadie te enseñó a usarla, ¿verdad? Todos hemos ido aprendiendo con prueba y error. Si quieres aprovechar todo el potencial de Linkedin como herramienta para generar nuevo negocio no cometas estos 20 errores. ¡Son demasiado habituales!

1. No Personalizar las Invitaciones a Conectar

Vivimos en la era de lo masivo, rápido e impersonal. Y así les va a algunos… Hay una infección mundial de spam e impersonalidad. Si quieres tener éxito en cualquier ámbito que implique interactuar con seres humanos tienes que PERSONALIZAR. Si tratas a otros como un número no te quejes de que te traten a ti como otro.

El consejo nº1 para triunfar en esta red social y en el mundo de las Ventas del siglo XXI consiste en personalizar, en ser más auténticos. Demuestra que valoras y te preocupas por los demás. Enviar el mensaje estándar de Linkedin a alguien que no conoces de nada demuestra desidia, falta de interés y voluntad de coleccionar contactos. Si quieres followers vete a Twitter. Si quieres conectar con alguien de verdad explica brevemente: ¿por qué deberían conectar contigo?

2. No Visitar el Perfil de las Personas que Invitas a Conectar

El problema anterior se agrava considerablemente cuando además de enviar una invitación impersonal a alguien que no conoces de nada, ¡no te has molestado ni en mirar su perfil! ¿Para qué lo haces entonces?

Resulta bastante triste recibir una solicitud de conexión de una persona que no conoces en absoluto y comprobar que ni siquiera se ha interesado por conocerte mejor. Es un síntoma claro de coleccionista de contactos. Si te importan los números y NO las personas te vuelves a equivocar de red social.

3. No Enviar un Mensaje de Bienvenida a tu Red

Si aceptas a un desconocido para que se incorpore a tu red tienes que recibirlo con una bienvenida. Esta es la diferencia crucial entre simplemente agregar conexiones a tu red y construir relaciones. El verdadero poder de Linkedin es poder construir relaciones en el mundo online antes de pasar al mundo offline. Aprovecha esta primera interacción para conocer a la otra persona y presentarte.

Si quieres generar interés en otros demuestra primero que tienes interés tú. ¿No te parece? Linkedin es una herramienta fantástica para generar leads y negocios si tratas a los demás con interés y como personas.

4. Demora Excesiva en Responder Mensajes o Invitaciones

Erich Schmidt, ex CEO de Google:

“Hay 2 tipos de personas: las que responden con prontitud a los mensajes y las que no. Esfuérzate por ser de los primeros. Las personas más competentes y ocupadas que conozco actúan rápidamente sobre sus mensajes, no solo de algunos destinatarios sino de todos “.

Personalmente he aprendido con los años que esto es absolutamente cierto. La gente más ocupada, competente y efectiva que he conocido responde rápido a los emails u otros mensajes. Curioso, ¿no? Existe una máxima de la productividad que consiste en “tocar” las cosas solo 1 vez y lo antes posible.

Los buenos actúan rápido incluso estando más ocupados que nadie. Los mediocres dejan que las cosas se acumulen infinitamente o bien por desorganizados o bien por hacerse los interesantes.

No te pierdas las 9 reglas de Eric Schmidt para manejar tu correo, por cierto. Son geniales.

5. No Compartir Contenido de Valor para tus Potenciales Clientes

Un poco de humor y fotos de gatitos no vienen mal de vez en cuando pero si lo que quieres es construir relaciones profesionales y eventualmente moverlas al mundo offline preocúpate por aportar valor. Linkedin te da una oportunidad de oro para que te posiciones ante tus potenciales clientes como un experto que ayuda a resolver problemas o a que otros consigan sus objetivos.

Demuestra que puedes ser esa persona. Se generoso. Se útil. Comparte ideas, claves, tendencias, recursos, etc. Cuanto más das más recibes… ¡Es una ley universal!

6. Compartir Excesivo Contenido

No es bueno bombardear el muro de tus contactos. Mejor poco y bueno. 1 post al día (o 2 para los más prolíficos) ya es mucho. Si hablamos de contenidos profesionales, y no de fotos de tus vacaciones en Ibiza, es realmente complicado publicar con tanta frecuencia manteniendo el nivel de calidad.

Lo importante de los contenidos es que generen “engagement” como dicen los anglosajones, es decir, participación de tu red, ya sea comentando, recomendando o compartiendo. La manera de amplificar tu mensaje es consiguiendo que tu red interactúe. ¿Qué es mejor 1 o 2 contenidos a la semana que se comentan, recomiendan y comparten o publicar algo cada día a lo que nadie presta atención? Lanzar contenidos que no se difunden es un desperdicio…

7. No Saber Hacer Búsquedas de Prospectos

Realizar búsquedas en la mayor base de datos B2B del planeta es una competencia que debes adquirir si quieres explotar todo el potencial de Linkedin para hacer negocios. Aunque algo “escondida”, esta funcionalidad existe en la versión gratuita y por supuesto es muchísimo mejor en las versiones premium como por ejemplo Sales Navigator.

Si quieres saber como hacerlo da un vistazo a este post sobre como usar Linkedin para ventas.

8. No Crear Alertas de Búsqueda

Si sabes como buscar potenciales clientes y tienes un perfil de cliente ideal bien definido, no necesitas realizar la misma búsqueda una y otra vez. Una de las mejores funcionalidades de Linkedin es la de crear alertas de búsqueda que te avisen de nuevos prospectos para que se incorporen a tu radar.

Te explico como hacerlo en este post sobre como usar Linkedin para ventas.

9. Tener un Perfil Orientado a Headhunters y NO a Potenciales Clientes

Linkedin nació con la idea de ser un CV online para ser monetizada por los ingresos de los headhunters interesados en acceder a candidatos. Nadie se imaginó en sus inicios que esta herramienta iba a transformarse en las páginas amarillas del siglo XXI para todos los profesionales de ventas B2B.

La mayoría de los perfiles de Linkedin, están configurados como una réplica del CV, es decir, orientado a potenciales empleadores. La realidad es que a tus potenciales clientes les importa muy poco lo crack que eres de las ventas y los premios que has ganado. ¡Lo que les importa es lo que puedes hacer por ellos!

Los headhunters te seguirán contactando y pidiendo tu CV si les interesas. Mientras tanto hazte la siguiente pregunta: ¿no sería más útil tener un perfil de Linkedin Customer Centric en el que hables a tus potenciales clientes y que trabaje para ti ayudándote a generar nuevo negocio?

10. NO Pasar Todos Tus Contactos Offline a Online

Todos tenemos una red de contactos que hemos ido acumulando a lo largo de los años que está compuesta por tu familia, amigos, conocidos, compañeros de colegio, universidad, colegas y ex-colegas de trabajo, clientes, proveedores, etc.

Si quieres aprovechar el potencial de Linkedin, todas las personas que te conocen y han tratado contigo deberían estar en tu red de Linkedin también. Da igual que su actividad profesional sea totalmente distinta a la tuya. ¡De hecho es hasta mejor! Como se suele decir: “no es lo que conoces, sino a quién conoces…

11. Validar Aptitudes de Personas que NO Conoces

Esta es realmente buena y no poco frecuente… Veamos. Recibes la invitación a conectar de alguien que no conoces de nada, sin un mensaje personalizado y que además ni se ha mirado tu perfil. No satisfecho con ello, instantes después valida tus habilidades en Marketing Digital, Gestión de Equipos e Inglés. ¡Espectacular! Seguro que a ti también te ha pasado, ¿verdad?

Dan ganas de poner tu cuenta bancaria en el perfil para ver si también te hacen una transferencia… Qué gente tan generosa y auténtica, ¿no?

12. No Personalizar al Solicitar Recomendaciones

Linkedin te permite solicitar recomendaciones a un contacto de tu red para que aparezcan en tu perfil. Para ello debes ir al perfil de la persona en cuestión y buscar la opción “Solicitar una recomendación” que encontrarás en el signo “…” a la derecha de su foto.

Usar el mensaje estándar de Linkedin “Hola, (nombre). ¿Puedes recomendarme?” y enviarlo sin más es la expresión máxima de la desidia. No es de extrañar que un porcentaje ínfimo de estas peticiones se responda. Recomendar a alguien requiere tiempo y un esfuerzo mental para ordenar ideas y expresarse. ¿No merecería una personalización más detallada o, incluso mejor, una llamada telefónica y una orientación al respecto?

13. Tener Discusiones de Bajo Nivel en Debates de Grupos

Si has tenido oportunidad de participar en debates de Grupos de Linkedin te habrás dado cuenta de que las mayores participaciones se producen cuando se tratan temas que generan controversia o posiciones polarizadas. No es raro encontrar personas que abiertamente buscan la confrontación llegando en ocasiones al insulto o al mal gusto.

No seas el psiquiatra no remunerado de otros. Aporta argumentos, evidencias o simplemente da tu punto de vista. Es mejor retirarse que dañar tu imagen bajando al barro. Cuando las cosas quedan por escrito cada uno queda retratado… para siempre.

14. Pedir una Reunión o Llamada en tu Primera Interacción en Linkedin

Si trabajas en Ventas siempre es mejor pecar más por exceso que por defecto en cuanto a actitud, seguimiento, agresividad, etc. Pero en Linkedin es un error garrafal que todos hemos cometido en algún momento. Conviene recordar que estamos hablando de una red social profesional, ¡NO un mercadillo!

Preocúpate por crear relaciones, interesarte por los demás y por ser útil. No intentes acortar el proceso o serás rechazado. Tienes que ganarte el derecho a ser recibido o ser escuchado demostrando que eres alguien valioso antes de pedir una reunión, ¡no después!

15. Tratar Linkedin como si Fuera Facebook

Hay personas que confunden los términos. Es fantástico saber que tienes hijos guapísimos, que te gusta el baloncesto o lo maravillosas que son tus gafas de sol, pero tu foto de perfil de Linkedin no es el lugar apropiado para mostrarlo al mundo. ¡Es para mostrar al Profesional que hay en ti!

Las actualizaciones de índole personal, el exceso de memes humorísticos o el bombardeo continuo de mensajes motivacionales aportan poco a tus contactos en un entorno profesional. Lo que vale para whatsapp o Facebook no procede en Linkedin. Aunque un toque de humor o motivación  de vez en cuando no viene mal recuerda que “lo poco gusta y lo mucho cansa…”

16. Coleccionar Contactos o Enviar invitaciones Indiscriminadas Sin Criterio

Hay personas que viven en una competición perpetua de números contra sí mismos y contra el mundo. Son los Sres Linkedin 7.500 contactos (no te pierdas el post, me banearon de varios grupos por publicarlo 🙈), coleccionadores de contactos sin ton ni son, que solo se preocupan por la cantidad y no por la calidad de su red.

Parece que lo único importante es la anchura de la red y la profundidad o el conocimiento de sus miembros sea algo accesorio. Es una actitud bastante superficial que solo se preocupa en coleccionar contactos para mostrarlo orgulloso en su perfil.

17. Unirte Solo a los Grupos Donde Están Tus Competidores y NO Tus Prospectos

Está muy bien unirte a los grupos de Linkedin que pertenecen a tu oficio o profesión para estar al corriente de noticias, tendencias interesantes para tu trabajo. Pero si quieres usar Linkedin como una herramienta para generar Leads tienes que enfocarte en buscar los grupos donde están tus potenciales clientes, ¡no tus competidores!

Si eres abogado, estar en todos los grupos de abogados del país o de tu ciudad no te va a proporcionar exposición a potenciales clientes sino a tus competidores. ¿En qué grupos están interactuando tus prospectos?

Tal vez debas unirte, prestar atención y participar en los debates de grupos de empresas tecnológicas, industriales, textiles, etc. o donde quieran que puedan estar aquellos que puedan beneficiarse de tus servicios en base a tu perfil de cliente ideal. ¿No te parece mucho más interesante?

18. Mostrar un Perfil Vacío de Contenido

Tener un perfil sin informaciones relevantes sobre tus habilidades, experiencia, imagen, etc. es peor que no tenerlo. Si tu problema es que no quieres compartir información sobre ti no deberías estar en Linkedin para empezar.

Tu perfil es tu carta de presentación al mundo. Es una condición necesaria aunque en absoluto suficiente para aprovechar todo el potencial de Linkedin. Es el pilar sobre el que construir relaciones e interacciones con otras personas. ¿Qué esperas que piensen de ti si tu perfil no aporta ninguna información relevante sobre cómo puedes ayudar a resolver problemas?

19. No Pedir Recomendaciones a Clientes

Las recomendaciones de Linkedin son una herramienta poderosa de “prueba social” de tus habilidades. Tradicionalmente están orientadas a ser cartas de recomendación de tus superiores en trabajos previos. ¿Por qué no de clientes? La venta consiste en solucionar problemas a otros o hacerles conseguir lo que desean. ¿Qué hay más poderoso que un cliente hablando de cómo un profesional le ha hecho ser mejor?

20. Pedir Antes de Dar

El motivo por el que el 99% de los eventos de Networking fracasan es por la mentalidad de servirse a sí mismos que tienen todos sus asistentes. Las relaciones se construyen con confianza y la confianza es la consecuencia de un proceso en el que debes DAR de una forma auténtica antes de pretender recibir nada.

Dice Tim Sanders, el autor del maravilloso libro de Networking “Love is the killer App, que la clave para tener éxito es promocionar el crecimiento de otros. Y para ello, dice, debes compartir tus intangibles que básicamente son tres: tus conocimientos, tu red de contactos y tu compasión.

Linkedin es networking elevado a la enésima potencia (miles de posibles contactos a un solo clic sin tener que desplazarte), pero networking al fin y al cabo. Si solo buscas servirte a ti mismo tendrás el mismo retorno que obtendrás si acudes a un evento y repartes tarjetas de visita a diestro y siniestro y pides reuniones sin preocuparte antes por servir a tus contactos.

Conclusión

¿Te has sentido identificado con alguno de los 20 puntos anteriores? Si tienes que quedarte solo con 1 de ellos, por favor, vuelve a leer EL PRIMERO (es una cruzada personal, sí)

Espero tus comentarios y si te ha parecido útil… ¡Comparte!

Posts relacionados:

Eduardo Laseca on GoogleEduardo Laseca on LinkedinEduardo Laseca on Twitter
Eduardo Laseca
Eficiencia Comercial B2B | Business Development Training | Selección de Directivos de Ventas

elaseca@developingthebusiness.com

6 comentarios sobre “20 Errores que Cometes en Linkedin

  1. Gustavo Gomez Chavez Contestar

    No creo que todas las discusiones o debates polarizados o controversiales sean de “bajo nivel”, generalizar así es un error y realmente, habría que ser muy obtuso para calificar a alguien por una opinión.

    • Eduardo Laseca Autor del artículoContestar

      En absoluto los debates polarizados son de bajo nivel, sino altamente interesantes.
      Muchos hemos encontrado en ocasiones, en este tipo de debates, a personas que buscan abiertamente la confrontación y faltan al respeto gravemente. A eso me refería…
      Saludos!

  2. José R. Díaz Contestar

    Manos a la obra con lo que nos expones en el artículo, excelete por cierto. Gracias!

  3. Martha franklin Contestar

    Es de utilidad ya q si hemos cometido errores para no volver a cometer y si no los hemos cometido mucho mejor saberlo para no hacerlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *